Emotiva despedida para Jairo Donado en Cajamag

315

La orquesta Filarmónica de Cajamag, bajo la batuta del maestro Massimiliano Agelao y con la actuación de la soprano Angie Bula, fue la encargada de interpretar las composiciones musicales del doctor Donado.

La comunidad de funcionarios y trabajadores de la Caja de Compensación Familiar del Magdalena se congregó en el Teatro ‘Pepe Vives Campo’, para rendirle un sentido homenaje a quien fuese su Director Administrativo durante casi 40 años

 

El Teatro ‘Pepe Vives Campo’, una de las obras emblemáticas durante la gestión administrativa del doctor Jairo Donado Pinto, al frente de la Caja de Compensación Familiar del Magdalena, sirvió como el mejor escenario para que funcionarios y trabajadores de esa entidad rindieran un tributo a su persona y trabajo, como despedida de su cargo que ejerció durante casi 40 años.

Y qué mejor forma de iniciar esta ceremonia que resaltando el talento musical del señor Donado, con una de sus composiciones titulada ‘Las flores de mi tierra’, un vals que este ingeniero civil con gran vocación de servicio, hizo para homenajear a este género musical y que tuvo su estreno durante el Festival de Música Sacra ‘Santa Armonía’, que se celebró durante la pasada Semana Santa.

 Los encargados de interpretar esta obra fueron los integrantes de la Orquesta Filarmónica de Cajamag, bajo la batuta del maestro Massimiliano Agelao y con la actuación de la soprano Angie Bula; ellos también son fruto del trabajo esforzado de Donado Pinto por fortalecer e incentivar la cultura y el arte en niños y jóvenes de la ciudad de Santa Marta y el departamento del Magdalena.

 El repertorio musical incluyó además, otras piezas musicales del género sinfónico que tienen el sello Donado como ‘Los Salmos Sinfónicos’, para implorar sanación y conversión; ‘Canto a Santa Marta’; ‘Nocturno para Julia’, inspirada en el romance y el dulce de las melodías del irlandés John Field y el polaco Frederic Chopin; y su acto operático ‘Dios te salve María’, hecho para soprano, coro y orquesta.

 Todos los que han hecho parte y se han visto beneficiados del proceso ‘Donado Pinto’ en Cajamag, se congregaron en una sola voz de agradecimiento; fue una nutrida programación de despedida que incluyó además, la presentación del coro de niños con necesidades especiales, Angelitos Song; el grupo musical Ensamble, del Instituto de Formación Profesional de Cajamag y una solemne eucaristía.

Durante su gestión de cuatro décadas, el doctor Jaime Manuel Donado Pinto construyó un ente responsable y serio, dejando huellas progresistas en él; su personalidad sencilla y cargada de humildad, hizo que se ganara el cariño y aprecio de todos sus empleados, quienes le hicieron este merecido reconocimiento a su labor y a los que él, les deja una herencia que ratifica el servicio como un acto y don que llena el corazón.

 

SUS PALABRAS

En este acto de despedida, el doctor Jairo Donado Pinto se dirigió al público en un diciente discurso, en el que principalmente agradeció a Dios, de quien dijo le “brindó el honor de ser su herramienta y trabajar en esa entidad durante 40 años, para hacer realidad esta labor al servicio de sus afiliados y en especial, de la clase menos favorecida del Departamento”.

Jairo Donado definió a Cajamag “una obra del Señor, donde se refleja la inmensa vocación de dar y trabajar por mitigar las necesidades de todos los beneficiarios”; sus palabras cargadas de nostalgia evocaron sus inicios profesionales y de trabajo en dicha empresa, gracias a su padre y al señor José Vives Campo, fundador de la misma y de quien dijo, respetó y admiró.

 “A lo largo de mi administración, con el apoyo de los Consejos Directivos, funcionarios y empleados, logramos moldear una identidad propia, basados en buenos y mejores servicios; honradez, transparencia y lo más importante, vocación de servicio. Todo esto nos permitió crear imagen y reconocimiento de nuestras empresas afiliadas y trabajadores, quienes hoy ven materializados en estas obras”, expresó.

En su alocución, se refirió también a quien lo sucederá en su cargo como Director Administrativo de Cajamag, la doctora Marta García Valencia; en ella deposita su confianza y le compartió una bella reflexión que él recibió del presbítero José Ordóñez y la instó a que no se desanime en los momentos difíciles que a veces presenta la vida, en el desarrollo de la actividad empresarial.

“Erige un nuevo ciclo y una nueva administración, quiero agradecerle de igual manera su apoyo y su buena gestión, la cual quiero aprovechar para destacar; estoy tranquilo y seguro que su gran experiencia, su intachable hoja de vida y su profesionalismo, harán de usted una gran líder para seguir navegando este barco con rumbo nuevo”, manifestó.

Concluyó diciendo: “Quiero dejarle con toda mi gentileza, a su entera disposición, mi apoyo incondicional si en cualquier momento usted a bien lo requiere o lo considere necesario; sepa que siempre estaré presto a colaborarle en todo lo que esté a mi alcance”.

También podría gustarte