´La música aporta a la paz´: Acuña Campo

En Ondas Del Caribe inició el espacio radial dirigido por José Acuña Campo, quien aparece aquí junto a dos grandes de la radio de Santa Marta, Joaquín Sierra Silva y Osiris Bermúdez en el año 1977.

 

Fue un 17 de abril de 1977 cuando José Acuña Campo decidió iniciar una aventura para alegrar a los oyentes con música variada y culta que se constituyera en un oasis en medio de tantas noticias sobre violencia.

 

El veterano comunicador social, caricaturista y pintor samario José Acuña Campo afirmó que la música también aporta a la paz de los pueblos porque contribuye al fomento de la cultura y a reafirmar su auténtica identidad.

Dijo que esa fue la consigna con que inició hace 41 años el espacio radial el cual bautizó con el nombre de ‘Sonorazos del Caribe’ y que se ha paseado por casi todas las emisoras de Santa Marta.

‘‘Fue un 17 de abril de 1977 cuando decidí embarcarme en esta aventura para alegrar a los oyentes con música variada y culta que no solo evocara distintos momentos del alma sino que se constituyera en un oasis en medio de tantas noticias sobre violencia’’, comentó Acuña Campo al recordar que fue en los estudios de Ondas del Caribe cuando emitió su primer programa a las 2:30 de la tarde.

Según Acuña, el proceso no ha sido fácil ya que en estos 41 años de radiodifusión musical le ha tocado superar anti valores en una sociedad sumida en la envidia, indiferencia, incredulidad y el egoísmo. ‘‘Realmente existen personas que prefieren apoyar a quienes ejecutan música para gente anormal con mensajes vulgares que no fomentan la cultura ni la paz, mientras nosotros que le apuntamos a un público culto y a la gente decente nos han querido relegar’’, precisó.

El director de ‘Sonorazos del Caribe’, espacio musical que ha sido catalogado como el decano del periodismo radial,  reconoce que le ha tocado un doble sacrificio para lograr sostener su programa y mantenerse 41 años de forma ininterrumpida.

‘‘Mis inicios fueron en la emisora Ondas del Caribe, posteriormente estuve en Radio Rodadero de Todelar, después en la Voz del Turismo, luego pasé a Radio Galeón en donde tuve una vigencia de 23 años y ocho meses para finalmente emitir desde Radio Rodadero donde ya completé 5 años en el horario nocturno de 8:00 a 9:00 de lunes a viernes’’, precisó Acuña Campo.

Este connotado comunicador social inició su actividad profesional a sus 30 años de edad, tiempo en el cual también incursionó en la caricatura y la pintura, actividades que le permitieron vincularse a medios impresos de la ciudad. Se considera un apasionado por la radio porque a través de los mensajes que emite y que llegan a todos los rincones aporta a la paz, a la reconciliación y porque la música es un bálsamo que rejuvenece, enamora y encanta.

‘‘Con nuestros mensajes aportamos a la tranquilidad y convertirnos en adalides de la paz y la reconciliación. En nuestro programa tratamos de perpetuar en el tiempo y mantener en vigencia aquellas glorias de la música de todos los géneros apartándonos de lo que se está haciendo actualmente donde le están embutiendo a las nuevas generaciones una música de mal gusto, música pornográfica y música para gente anormal’’, enfatizó. 

Acuña Campo hizo caricaturas a partir del año 1961 y llegó a consagrarse entre los cinco mejores a nivel nacional junto a los connotados Hernando Turriago Riago (Chapete), Pepe Merino, Belecefe y Henry Laverde, considerados los grandes en la caricatura en América. Durante 20 años también participó en el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta y después se retiró como Oficial de la Reserva.

También podría gustarte