HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Asesinaron a 3 de una familia de venezolanos

Entre las víctimas se encuentra un niño de 7 años.

Una nueva masacre, la sexta este año en el Atlántico, dejó como saldo tres personas muerta tras la incursión de pistoleros desconocidos que llegaron a una vivienda y dispararon indiscriminadamente contra un menor de edad, una mujer adulta y un hombre de 32 años, este último quedó sin vida de forma instantánea y sería el objetivo de los sujetos.

IDENTIDAD DE LAS VÍCTIMAS

Estas fueron reportadas como Johandry Javier Finol Labarca, de 33 años, natural de Venezuela, quien quedó muerto en el pasillo de la vivienda, y según el reporte de las autoridades recibió 13 impactos de bala: cinco en el pecho, dos en el intercostal izquierdo, una en el abdomen, uno en el brazo derecho y cuatro en la espalda.

En este caso fue acribillada a bala la mamá de Johandry, identificada como Judith Inés Labarca, de 65 años, quien recibió dos balazos en el tórax; y un niño de 7 años, hijastro de Johandry, quien fue impactado en la espalda y en el tórax. Las víctimas residían hace aproximadamente un año en el inmueble donde ocurrieron los hechos.

ASÍ PASÓ EL ATAQUE

Información recopilada en la escena del crimen indica que el caso se registró en la transversal 5 número 35 B 24, apartamento 2, hasta donde llegaron dos desconocidos a bordo de una motocicleta marca NKD, de color negra, y allí abrieron fuego indiscriminadamente impactando a Johandry, quien murió de inmediato y quedó tendido en el pasillo, pero hiriendo también de gravedad a Judith Inés Labarca, de 76 años, y un menor de 7, madre e hijo respectivamente del hombre.

Se supo que en uno de los cuartos, había un hermano de Johandry  y escuchó las detonaciones, quien al salir se percató que su hermano estaba tendido en el pasillo y al observar se topa con la trágica escena, y aunque intentó huir para evitar ser víctima, minutos después se devolvió y observó a su mamá y al niño tendidos en la sala.

Al hallarlos heridos, la mujer y el menor de edad fueron auxiliados por su familiares y vecinos del sector que los trasladaron a la Clínica Adela de Char de Soledad, pero posteriormente se conoció la muerte de ambos producto de las graves heridas de bala.

Sobre el caso, el subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, el coronel Óscar Daza, manifestó que «se presentó un hecho en el municipio de Soledad donde fueron lesionadas tres personas con arma de fuego, una de estas falleció en el lugar de los hechos y dos de estas fueron trasladadas a centros asistenciales, donde posteriormente pierden la vida».

Una vez se confirmó el deceso, al sitio arribaron unidades de la Policía Judicial para encargarse de la inspección técnica de los cuerpos, los cuales fueron llevados a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta localidad, para practicarles la necropsia de rigor.

“De inmediato nos encontramos en el lugar de los hechos con un componente investigativo y toda la institucionalidad para poder desplegar esas investigaciones y esclarecer qué fue lo que pudo pasar en este lugar y encontrar a los responsables de este lamentable hecho”, expresó la Policía.

AJUSTE DE CUENTAS

Tras las primeras averiguaciones de la acción violenta que dejó tres víctimas fatales de una misma familia, los peritos judiciales se han centrado en los antecedentes de uno de los fallecidos a quien presuntamente iría dirigido el suceso y por estar en el mismo inmueble su mamá y el niño de 7 años fueron alcanzados por las balas.

La primera hipótesis que maneja las autoridades es que el hecho obedecería a un ajuste de cuentas por temas de microtráfico y el objetivo principal de los sicarios sería Johandry, quien según la Policía tenía una anotación del 17 de enero del 2021, cuando fue capturado con tres hombres más en Riohacha por fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de uso privativo de las fuerzas armadas.

Las autoridades en ese momento lo señalaron de pertenecer al Ejército de Liberación Nacional, Eln, bajo una célula urbana que pretendía cometer atentados criminales en diferentes partes de la capital Guajira.

RECOMPENSA DE $50 MILLONES

Entre tanto, el subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, el coronel Óscar Daza, confirmó la recompensa de $50 millones por información de los responsables de la sexta masacre en esta zona del departamento. «De acuerdo a los hechos presentados en el barrio Viña del Rey se ofrece una recompensa de hasta 50 millones de pesos, brindada por autoridades gubernamentales y municipales a la persona que nos brinde Información de los responsables de este lamentable hecho», dijo el subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, el coronel Óscar Daza.

El subcomandante de la institución armada dio a conocer que «desplegamos un componente investigativo y toda la institucionalidad, para poder desplegar esas investigaciones y esclarecer qué fue lo que pudo pasar en este sitio y encontrar los responsables de ese lamentable hecho».

LA SEXTA MASACRE

Las estadísticas indican que con el asesinato de estas tres personas en un mismo lugar se eleva a seis el número de masacres registradas en el Atlántico a lo largo de este 2023, dos en Barranquilla y cuatro en el municipio de Soledad.

De los casos registrados, en el Municipio de Soledad van 4: en el barrio Primero de Mayo, San Vicente, Los Almendros y Viña del Rey, mientras que en Barranquilla van dos: la primera en el barrio El Santuario con saldo de 4 muertos, y la segunda en Villanueva, en donde fueron asesinadas seis personas.