HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región
LA 5TA CAMBIA NUEVO SEPT

Agua de ‘caca’ inunda el Centro y algunos barrios de Santa Marta

La empresa manejada por EPM una vez más dejó en evidencia su monumental negligencia para lidiar con las problemáticas que aquejan a los samarios.

Otra vez hizo crisis el sistema de alcantarillado de la ciudad con apenas una llovizna. Buena parte del Centro Histórico quedó inundado de ´agua de caca´ gracias a la negligencia de la empresa Essmar manejada por EPM.

A la altura del Edificio El Castillo en plena avenida de El Fundador, el derramamiento de aguas servidas fue constante. Los residentes del sector no solo se quejaron sino que indignados hicieron serios cuestionamientos a la Essmar y su poca atención para con los problemas que se vienen presentando.

A su turno, los residentes del barrio Pescaíto de Santa Marta, una vez más deben caminar por las aguas servidas que recorren diferentes calles de este, uno de los sectores más conocidos y populares de la capital del Magdalena, pero que no ha contado con la suerte de agradar a la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, ‘Essmar’, la cual, en lugar de solucionar esta grave situación, pareciera querer empeorarla y dejar inmersos en aguas servidas a los samarios.

La crisis por el derramamiento de aguas de alcantarilla se presenta desde hace varios días en la Calle 8 del mencionado barrio, obligando a que los mismos moradores ingenien puentes improvisados con piedras y palos, para evitar contagiarse de alguna enfermedad al establecer contacto con las aguas pútridas que corren por doquier.

“Esto cada vez está peor. Es un problema que no es de días, sino de meses y la empresa no hace nada al respecto, hemos tocado todas las puertas que se pueden y nadie nos soluciona. Lo más triste es que muchos vecinos están pensando en mudarse, porque no aguantan estos olores que no cesan ni de día ni de noche”, denunció Gladys Gaviria, moradora del sector.

Lo grave de la situación, es que producto del derramamiento constante de las aguas servidas, en esta zona se han propagado los mosquitos, los cuales han generado enfermedades a menores de edad. Por esta razón en particular se hace necesaria una solución de fondo, puesto que la salud de cientos de moradores, se encuentra en riesgo.

“Los niños están presentando un brote en la piel y es porque les toca caminar por encima del agua de caca, esa que hay por todos lados, también hay quienes les ha dado dengue. Por favor ayúdenos con esto, porque ya no podemos más”, manifestó Rosalba Ternera, moradora de Pescaíto.

Lo paradójico de la situación que aqueja a los vecinos de la Calle 8 de Pescaíto, es que durante la tarde de este domingo un camión vactor de la Essmar se trasladó hacia este punto presuntamente a solucionar el problema, sin embargo, lo agrandaron, puesto que el vehículo quedó enterrado en la calle generando un enorme cráter que ahora empoza más agua residual en la zona.

DERRAMAMIENTO EN LA BAHÍA

Asimismo, en la carrera primera con calle 22, nuevamente se volvió a presentar el rebosamiento de los manjoles que allí se encuentran, los cuales estuvieron manando aguas de alcantarilla por varios minutos hacia la Bahía de Santa Marta, contaminando el mar y generando traumatismo en esta vía con la ubicación de los camiones y vehículos de la Essmar.

“Esto no puede seguir así. No es posible que en Santa Marta caigan dos gotas de agua y de inmediato el sistema de aguas residuales colapse, porque no solamente es acá en la Bahía sino en varios puntos. Entonces esta empresa nueva que está que es lo que hace, porque evidentemente el problema sigue igual que siempre”, indicó un comerciante de la zona.

Es preciso señalar que la Essmar dispuso de un camión tipo vactor para atender esta problemática, además de equipos para instalar sacos y así contener el derrame para que no llegara a la playa, no obstante, esto no surtió el efecto que se esperaba y una vez más se presentó la contaminación en las aguas de la Bahía.