Henky Durán,  a la conquista de la corona de Rey Vallenato

392

Henky Durán Parra hace parte del grupo de más de 30 intérpretes magdalenenses que viajará a tierras vallenatas para dar lo mejor de sí y convertirse en el nuevo Rey Vallenato Profesional.

 

Los albores del Festival de la Leyenda Vallenata ya comienzan a sentirse en la antigua región del Magdalena Grande; el acordeón, la caja y la guacharaca repican en cada rincón anunciando a la fiesta más grande de este folclor, que este año llega a su versión 51 y en la que su homenajeado será Carlos Vives.

Los paisanos del líder de ‘La Provincia’ que participarán en las diferentes categorías que oferta el Festival, ya alistan lo mejor de su repertorio para conquistar al jurado y al pueblo valduparense; son más de 30 magdalenenses entre niños, jóvenes y adultos, que desde el próximo 26 de abril y hasta el 30 del mismo mes,  disputarán la corona como el Rey Vallenato.

Henky Durán Parra hace parte de esa treintena de intérpretes del acordeón que viajará a tierras vallenatas para dar lo mejor de sí, haciendo valer los 16 años de experiencia en el folclor; a sus 31 años, llega por sexta vez a la categoría Profesional y con el doble antecedente  en modalidad de Aficionado.

Han sido más de tres lustros en los que Henky Durán ha tenido  la oportunidad de compartir escenario con músicos de talla internacional, como Maelo Ruiz y Bobby Cruz; exponentes de la música vallenata, entre ellos ‘Poncho’ Zuleta, Diomedes Díaz, Jorge Oñate y todos los artistas de la llamada ‘Nueva Ola’ del vallenato.

Cantantes reconocidos de la ciudad y la región como Carlos Narváez y ‘Pepito’ Gutiérrez también han hecho parte de su trayectoria como acordeonero; una inclinación que según cuenta el samario, nació desde que estaba en el vientre de su madre, cuando su padre contrataba conjuntos vallenatos para enamorarla y desde entonces, inició lo que sería su gran pasión que ha forjado con el ejemplo de otros famosos intérpretes.

“Desde el vientre, ya escuchaba el acordeón. Cuando nací, fue en un ambiente bastante folclórico, de parrandas vallenatas, fui creciendo en medio de ese folclor y la primera vez que cogí el acordeón, fue a los 14 años; desde entonces me enamoré de este instrumento y he tratado de ser cada día excelente en este arte”, contó Henky Durán a HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

Agrega que los exponentes de la música vallenata que cada día lo han inspirado como acordeonero son “toda la escuela que dejó el difunto Juancho Rois; también Iván Zuleta, un excelente intérprete, el maestro Alfredo Gutiérrez, Luis Enrique Martínez, Héctor Zuleta, el maestro ‘Colacho’ Mendoza y en la actualidad, con el de Juancho De la Espriella”.

De los cuatro aires del folclor vallenato, es el son con el que más se identifica, tomando los aprendizajes de la dinastía de Francisco ‘Pacho’ Rada, el hijo de Ariguaní, Magdalena y gran maestro de este ritmo; en su sexta participación, Henky se siente más pulido y entrenado, pero aclara que la decisión depende muchísimo de la percepción del jurado calificador.

 “Creo que no es un factor lo que ha faltado para ser Rey Vallenato, sino de pronto el gusto de los jurados. Cada presentación en el Festival Vallenato nos brinda una experiencia más y nos permite ir corrigiendo la nota vallenata, lo que le gusta a los jurados y al pueblo vallenato, que es exigente a la hora de elegir un Rey Vallenato”, expresó.

Para la versión 2018 del Festival, Henky trae un nutrido repertorio que incluye los paseos ‘La Guayabalera’, de Isaac Carrillo y ‘Los Gavilanes’, de Calixto Ochoa; los merengues ‘La Brasilera’ y ‘La Maye’, de Rafael Escalona; los sones ‘Qué bonita que es la vida’, de ‘El Capitán’ Adaulfo Herrera; ‘Alicia Adorada’, de Alejo Durán y ‘El Pájaro Carpintero’, de Juancho Polo Valencia. Finalmente, las puyas, ‘El pollo samario’, de su propia autoría; ‘La Vieja Gabriela’, de Juan Muñoz y ‘Pedazo de Acordeón’, de Alejo Durán.

Desde el mes de diciembre, Henky Durán inició su preparación para este Festival, ensayando constantemente con Reyner Guerrero, cajero nacido en Santa Marta y Janner Beltrán, guacharaquero, de Aracataca; con ellos forma el grupo que siempre lo ha acompañado a Valledupar, por eso confía en su talento para llevar un conjunto sólido y acoplado que esperan reflejar en tarima.

También podría gustarte