Adiós, gran maestro Palomino

Gustavo Palomino, quien se desempeñó durante su vida por motivar la cultura ambientalista en las aulas de la Universidad del Tolima, murió ayer en horas de la madrugada luego de enfrentar algunos quebrantos de salud.

La madre tierra, que durante tanto tiempo recibió el respaldo de un hombre que daba su vida por ella, se prepara para acoger los restos mortales del maestro que tanto la defendió, ese mismo que desde los cinco años de edad empezó a verla como la gran ‘Finca de Noé’, nombre que adoptó poco después para uno de sus proyectos, con sus estudiantes de Recursos Naturales y Agricultura Biológica de la Universidad del Tolima.

Después de 76 años de lucha ambiental, que inició en aquel 1942 en las playas de Chimichagüa – Cesar, con lo que él catalogó como “la revelación’, Gonzalo Palomino considerado como el precursor del ambientalismo en el país, pasa a ser la leyenda que introdujo en la opinión pública colombiana el término de calentamiento global antes que este se volviera moda.

El exdocente de la UT, llegó a calar en el contexto internacional gracias a sus grandes aportes basados en las tesis Conservación de los recursos naturales y la Migración a prácticas amigables con el planeta.

En 1988, el ‘Campeón o Comandante’ como lo llamaban sus alumnos y amigos, recibió el Premio Global 500 de la ONU en Londres, y en 2011 el periódico El Colombiano, le otorgó el reconocimiento de ‘El Colombiano Ejemplar’, en la categoría Medio Ambiente Persona.

Mucho antes de dichas exaltaciones, Palomino se tituló como ingeniero Agrónomo, especialista en Ecología y Desarrollo, especialista en Docencia de la Biología y magíster en Desarrollo Sostenible de Sistemas Agrarios.

Desde 1970 el prócer inició su camino en la docencia del principal claustro universitario del Tolima donde se destacó como profesor de Agricultura Biológica, fundando el Grupo Ecológico del alma máter. Por tal motivo, en el 2015 la Facultad de Ciencias de la Educación de la UT, creó la Cátedra Ambiental Gonzalo Palomino Ortiz.

Igualmente, el pionero ambiental se destacó en el mundo de la literatura, campo en el que desarrolló iniciativas como ‘S.O.S Ecológico’, un proyecto que incentivó a los tolimenses a pensar en el medio ambiente, entre otros.

En 1998 Palomino inicia su camino como colaborador a cargo de la página Ecológica de EL NUEVO DÍA y durante casi 20 años, le transmitió a los nuestros lectores, el saber a través de las páginas del periódico.

 

REACCIONES

 

Cortolima:

Cortolima lamenta la sensible partida del maestro Gonzalo Palomino Ortiz, quien dejó al país y al Tolima grandes enseñanzas en materia ambiental.

 

Renzo García:

“Tristeza en el alma y un gran vacío en el corazón nos deja la partida de uno de los paradigmas más importantes del ambientalismo del Tolima y Colombia. Estoy seguro que sus aportes y enseñanzas quedarán por siempre en nuestros pensamientos y acciones. Hasta siempre maestro, amigo y compañero Gonzalo Palomino Ortiz”.

 

Gustavo Wilches Chaux:

“Acabo de enterarme de la triste noticia de la muerte de Gonzalo Palomino, ambientalista desde antes de que existiera el ambientalismo y Maestro de muchas generaciones”. Ibagué El Nuevo Día.

También podría gustarte