Tumaco perdería más $10.000 millones por atentado a torres de energía

329

Por tercera ocasión y, en menos de un mes, la ciudad de Tumaco y las poblaciones de Ricaurte, Barbacoas, Magüí y Roberto Payán, en la costa pacífica y piedemonte costero nariñense, quedaron sin energía eléctrica a causas de la voladura de una torre de conducción, que estaría afectando a más de 200.000 habitantes.

 

El daño de la estructura número 193, ocurrida al promediar las 8:00 de la noche del miércoles en la vereda Palmar, zona rural del municipio de Ricaurte, en la vía al mar, se atribuye al frente Comuneros del Sur, compañía José Luis Cabrera Rúales de la guerrilla del ELN que opera en esa jurisdicción.

Unidades del Comando de la Tercera División del Ejército acordonaron el sitio y luego de una revisión del área, para detectar explosivos, permitieron a los técnicos de Centrales Eléctricas de Nariño (Cedenar), iniciar las labores para reparar la estructura.

Se calcula que unos 1200 millones de pesos diarios se pierden en la ciudad costera a causa de la falta de energía y los atentados en la vía principal de acceso a Pasto.

Ante esta situación, el secretario de Gobierno de Tumaco y actual alcalde encargado John Jairo Preciado, expresó que en su ciudad se vive una crisis humanitaria sin precedentes.

“El conflicto armado en Tumaco está arraigado hace 20 años, solicitamos que haya una intervención integral de parte del Estado, vivimos una crisis social humanitaria comparada solo con lo que ocurrió en el terremoto del Eje Cafetero. El Gobierno tiene una deuda y este es el momento para que nos ayuden. El desempleo es altísimo, las empresas se están marchando, la violencia ha aumentado”, dijo.

 

CIERRAN EMPRESAS

Jaime Bedoya, presidente de la Cámara de Comercio de Tumaco, expresó que hasta el 31 de marzo, 82 empresas habían cerrado sus puertas y dejando a 260 personas sin empleo. “Las pérdidas son de manera permanente, el llamado es al gobierno local, regional y nacional para que haya algún tipo de ayuda en cuanto al predial, insumos, seguridad, estos hechos no se pueden ocultar, las empresas no tiene como pagar los créditos y todo es un caos”, dijo.

“Son 5200 establecimientos comerciales registrados ante la Cámara de Comercio de Tumaco, que agrupa a los 10 municipios de la costa pacífica nariñense. El sector pesquero, que jalona la economía es el más afectado, las 120 plantas de procesamiento de productos de mar tienen plantas generadoras de energía, los cuales en promedio gastan un millón de pesos diarios cada una en combustible y mantenimiento, “sin estos elementos es imposible tener una empresa de este tipo, estos gastos son  pérdida para los empresarios”, dijo el funcionario.

En cuanto a las 12 camaroneras, también se ven afectadas por la falta de energía, indispensable para los generadores de oxigeno al agua para que no mueran los alevinos, son unas 100 hectáreas cultivadas de camarones, tilapia y cachama, de igual manera dos empresas atuneras que exportan a México y Centroamérica se han visto afectadas y en riesgo de perder los mercados.

En Semana Santa, cuando ocurrió el primer atentado contra dos torres de energía, el sector hotelero tenía reservadas el total de las 1200 habitaciones, sin embargo, luego del atentado tan solo se ocupo el 35 % de esa reserva.  

“El desánimo de las personas es evidente, no solo de los hoteleros sino de los turistas que prefieren otros destinos. Los restaurantes, discotecas, bares no abren porque el riesgo es muy alto cuando no hay luz. En estos últimos 20 días, las autoridades han hecho un plan candado en la ciudad y volvió una relativa calma, se han reducido las muertes violentas, pero falta mucho para que vuelva  la normalidad”, agregó Bedoya.

Hasta el momento, en tres atentados ocurridos desde finales de marzo se han derribado cuatro torres, la del miércoles se localizaba en medio de cultivos de coca y se calcula que en dos días volverá a la normalidad el suministro de energía.  

Cabe resaltar que de las tres plantas generadoras de energía que tiene Cedenar en Tumaco, en la noche entrarán dos en funcionamiento que abastecerá a un 30 % de la población.

PASTO (Colprensa).

También podría gustarte