Alberto Ovalle buscará nuevo título en el Festival Vallenato

304

Alberto Ovalle Latorre va por su segunda corona en el Festival de la Leyenda Vallenata 2018; esta vez, debutando en la categoría Aficionado. / MONTINER ALVIS

La tarima ‘Colacho’ Mendoza del Parque de la Leyenda Vallenata espera por este joven samario, quien tiene un amplio recorrido musical.

¡La batalla continúa! Luego de emprender una carrera festivalera desde el año 2013 cuando participó por primera vez en la categoría Infantil y después de 4 años, logró consagrarse como Rey Vallenato en la modalidad Juvenil, Alberto Ovalle Latorre quiere ir por más y en esta edición 51, cambia su rumbo pero persiguiendo el mismo objetivo: conquistar la corona como el mejor intérprete del acordeón, esta vez, como Aficionado.

Una vez más, la tarima ‘Colacho’ Mendoza del Parque de la Leyenda Vallenata espera por este joven samario, quien tiene un gran recorrido musical que incluye 10 festivales donde también ha mostrado todo su potencial; él quiere ser protagonista en este Festival 2018 y superar todas sus actuaciones en calidad y cantidad.

Alberto Ovalle Latorre llegará fortalecido a Valledupar no solo por su título hace dos años, sino porque ha vivido un proceso de transformación musical en el que afirma ha cambiado su estilo de tocar y eso aumenta sus expectativas; cree que aunque en esta categoría haya otros participantes con 3 o 4 años de recorrido en la misma, tiene cualidades que lo puedan coronar en su debut como Rey Aficionado.

“Afortunadamente tengo ese plus que otros acordeoneros no tienen, que ya es un reconocimiento en Valledupar y también en la Fundación; es un plus, pero no es fundamental ni muy clave en esta categoría, porque es más el nivel que un título. A medida que van pasando las categorías, los acordeoneros debemos ir madurando en cuanto a la nota, entonces a eso hay que prestarle mucha atención también. Si no gano, quedar en el podio o la final; en términos generales hacer una buena presentación y que sirva de progreso para años posteriores”, expresó el joven de 18 años en su visita a HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

Alberto no titubea, se muestra seguro de sus cualidades y está convencido de sus armas ganadoras, con las que ha logrado cautivar al pueblo valduparense y a los amantes del vallenato en general, para llegar a ser uno de los jóvenes acordeoneros más queridos desde que inició esta rutina de Festivales.

“Mi primera arma, es que he tenido muchos maestros profesionales que han participado en el Festival, me han ayudado a cambiar el estilo de tocar; como quien dice, voy a la fija porque me han dicho qué es lo que piden allá para aprendérmelo, entonces he perfeccionado. Y la  segunda arma es el apoyo de la gente; no es lo mismo un acordeonero excelente sin barra, su familia, amigos, gente que lo apoya y que le va a ser muy útil en la participación; no todas las personas tienen ese respaldo y eso hay que valorarlo mucho”, manifestó el estudiante de Música, de la Universidad del Norte.

 

Para esta versión del Festival de la Leyenda Vallenata, Alberto trae un variado repertorio que incluye los paseos ‘Cocoliche’ y ‘El monte de la Rosa’, de Emiliano Zuleta; ‘Ni tú ni yo’, de Armando Zabaleta; los merengues ‘La Sandiegana’, de ‘Poncho’ Zuleta; ‘El Matrimonio, de Calixto Ochoa y ‘Los Cinco’, Beto Rada; las puyas ‘Déjala Venir’, de Nafer Durán; ‘La vieja Gabriela’, de Juan Muñoz y ‘Algo Diferente’, de Juan David ‘El Pollito’ Herrera. Finalmente, los sones ‘Carmencita’, de Abel Antonio Villa; ‘Altos del Rosario’ y ‘Catalina’, de Alejo Durán.

Luego de cortar sus participaciones en el Festival durante el 2017, por dedicarse a su carrera en la ciudad de Medellín, Alberto Ovalle Latorre inició su preparación camino a esta nueva conquista gracias al cambio de carrera y trasladarse a Barranquilla; más cerca de la ciudad que lo vio nacer, se encontró con sus maestros Carmelo Hernández y José Mario Oñate, quienes le ayudaron a montar el repertorio.

“Yo siempre empiezo a prepararme los primeros meses del año; en febrero estaba un poco preocupado por temas de la Universidad, sentía que había perdido el nivel, que no estaba ensayando como antes, me tenía preocupado y hasta consideré en no participar. Así ha sido mi preparación, llevo dos meses ensayando varios días a la semana y siento que estoy recuperando  mi nivel todo y me siento preparado para participar”, dijo.

Tony James Álvarez, cajero ganador de varios festivales en el país, quien vive en Bucaramanga y Aristides Vargas, cantante y guacharaquero que lleva su proyecto musical en Valledupar, conforman el conjunto vallenato que acompañará a Alberto Ovalle Latorre en esta carrera por convertirse en Rey Aficionado.

“No sobra invitar a todos a que me apoyen y apoyen al Festival, es un evento que no se pueden perder; a los samarios, estamos a cuatro horas en bus y vale la pena al menos ir uno  o dos días a ver qué es el Festival, yo diría que el evento cultural y de los músicos más grande de la región Caribe, es algo que hay que seguir cultivando”, concluyó.

 

También podría gustarte