Fiscalía ocupó bienes de ‘Porrón’ por más de $ 60.000 millones

347

Un grupo de familiares y amigos de Óscar Darío Restrepo Rosero, alias Porrón, habría asumido el control de las propiedades que dejó el excabecilla de la estructura criminal Los Rastrojos, luego de su captura en febrero de 2015.

 

La Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional hicieron un minucioso barrido y análisis financiero, y reafirmaron que muchos de los bienes quedaron a nombre de las personas más cercanas de alias Porrón, que no desempeñaban actividad comercial que les permitiera sustentar una eventual compra o el mantenimiento de los mismos; mientras que otros fueron transferidos a empresarios y comerciantes del norte de Valle del Cauca.

La baja capacidad económica de los hoy titulares de los predios o las improvisadas maniobras de venta, evidenciaron que el origen real de los recursos que permitían el sostenimiento de fincas, haciendas y otros lujos, en realidad sería la herencia del actuar criminal de alias Porrón, según informó el ente acusador.

Frente al material obtenido, la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía impuso medidas cautelares a 18 inmuebles, 4 vehículos y un establecimiento comercial avaluados en 60 mil millones de pesos, que fueron adquiridos por el propio ‘Porrón’,  o que habrían quedado en sus manos luego de las capturas de otros cabecillas de Los Ratrojos.

La Fiscalía y la Policía Nacional realizaron las diligencias de ocupación de todos los bienes detectados en Armenia (Quindío), Pereira (Risaralda), Anserma (Caldas), y Jamundí, Tuluá, Cerrito y Palmira (Valle del Cauca).

Entre los predios afectados sobresalen casas de recreo en zona rural, viviendas en sectores campestres y exclusivos, como en el que fue detenido alias Porrón el 6 de febrero de 2015, en Jamundí (Valle del Cauca); y una peluquería.

Para la Fiscalía, los dineros que permitieron consolidar este patrimonio ilícito empezaron a ser acumulados desde 2005, año en el que la organización Los Rastrojos asumió el control de los cultivos de coca y la producción de la droga entre Valle del Cauca y el Eje Cafetero. Muchas de la casas hoy incautadas con fines de extinción de dominio, habrían sido utilizadas por los cabecillas para esconderse, ocultar armas o estupefacientes, y hay testimonios que dan cuenta que allí fueron sepultadas víctimas de varios asesinatos que cometieron en la región.

Desde 2011, fecha en la que alias Porrón quedó encargado de las actividades ilegales de la estructura, se sumaron otras rentas producto de la extorsión, el desplazamiento forzado, los homicidios selectivos y el tráfico de estupefacientes.

Precisamente, Óscar Darío Restrepo Rosero, alias Porrón, fue denunciado públicamente por el exfutbolista Faustino ‘el Tino’ Asprilla, quien lo responsabilizó de las exigencias económicas y amenazas de muerte que recibió en su finca de Tuluá (Valle del Cauca).

 

También podría gustarte