Bill Cosby es declarado culpable de abuso sexual

En la corte también se dio a conocer que la mujer había recibido 2,7 millones de euros a cambio de su silencio.

El actor estadounidense Bill Cosby fue declarado culpable de drogar y agredir sexualmente a una mujer hace 14 años. Ahora, el actor de 80 años espera conocer el monto de la sentencia por tres delitos de agresión indecente agravada contra la canadiense Andrea Constand, de 45 años, que en 2004 era una empleada de la Universidad de Temple.

 

El jurado, compuesto por siete hombres y cinco mujeres, declaró a Cosby culpable de los tres cargos de agresión sexual, que acarrean cada uno de ellos una pena máxima de 10 años de cárcel y una multa de 25 mil dólares.

El litigio, celebrado en Norristown, a las afueras de Filadelfia, se centró en Andrea Constand, quien asegura que una noche a principios de 2004 Cosby la invitó a su mansión de Cheltenham (Pensilvania) y le dio unas pastillas que la marearon, le nublaron la vista y permitieron al artista abusar de ella.

En la corte también se desveló que la mujer había recibido 2,7 millones de euros a cambio de su silencio.

Bill Cosby, de 80 años, se ganó el apodo del papá de América por su papel como doctor Cliff en la famosa serie La hora de Bill Cosby, un programa de la década de los 80 que mostraba la vida de una familia negra de clase media y que rompía con los estereotipos con los que los afroamericanos eran retratados hasta entonces en la televisión.

El jurado escuchó durante 12 días los testimonios de unas dos docenas de testigos en el primer juicio de una celebridad en la era del #MeToo, donde un sinfín de hombres poderosos han perdido sus empleos debido a acusaciones de acoso, agresión sexual o violación.

Otras cinco mujeres testificaron que lo mismo ocurrió con ellas. “No es para nada como la imagen que interpretaba en televisión”, dijo la fiscal Kristen Feden al jurado en su argumento final. “De hecho utilizó esa imagen y se cubrió con ella para poder tener la confianza de esas aspirantes, mujeres que no sospechaban del peligro”.

El caso, sin pruebas físicas, se redujo básicamente a la palabra de Cosby contra la de su acusadora, y dependió esencialmente de la credibilidad que el jurado otorgó a Constand, una ex jugadora de básquetbol y actual fisioterapeuta.

También podría gustarte