Cayó pareja con medio kilo de marihuana y tres armas de fuego

252

Álvaro De Jesús Imitola Paternina y María Eugenia Rojas Isaza, fueron capturados por efectivos de la Sijín y el Ejército de Alta Montaña.

La operación fue adelantada por efectivos de la Seccional de Investigación Criminal Sijín de la Metropolitana de Santa Marta en coordinación con el Batallón de Alta Montaña.

 

Mediante órdenes de registro y allanamiento ejecutadas por grupos especiales de la Seccional de Investigación Criminal Sijín de la Metropolitana de Santa Marta en coordinación con el Batallón de Alta Montaña, una pareja fue capturada con armas de fuego y yerbas alucinógenas en jurisdicción de  Guachaca.

El hombre fue identificado por las autoridades como Álvaro De Jesús Imitola Paternina de 22 años; mientras que la mujer responde al nombre de María Eugenia Rojas Isaza, de 32 años; ambos son sindicados por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, y tráfico, fabricación y porte ilegal de armas de fuego.

La diligencia judicial fue desarrollada en la vereda Don Diego, jurisdicción del corregimiento de Guachaca, área Metropolitana de Santa Marta; luego de varios meses de investigación y con previa información de la ciudadanía, donde daban información exacta de una vivienda donde al parecer estaba  siendo utilizada por personas dedicadas al narcotráfico como centro de acopio y procesamiento de marihuana procedente de la Sierra Nevada.

 

EL ALLANAMIENTO

Con toda la información recopilada, los uniformados llegaron al predio, haciendo efectiva la orden de allanamiento y capturas. Durante la operación se halló dentro del inmueble 550 gramos de marihuana seca, una gramera digital, tres armas de fuego tipo escopetas calibre 16 y calibre 20; así como también un tigrillo y una hicotea, animales que las tenían ilegalmente en cautiverio.

Se pudo conocer además que estas personas estarían vinculadas a una red traficante de sustancias alucinógenas en el mencionado corregimiento, donde eran las encargadas de recibir y procesar toda los narcóticos, para luego ser empacadas y distribuidas en los diferentes expendios de drogas, y ser comercializadas en pequeñas dosis en toda esta jurisdicción, así como también en la ciudad de Santa Marta.

Con la captura de esta pareja y el desmantelamiento de este centro de acopio, se logra ‘fracturar’ una parte vital de esta cadena criminal, sacando del mercado ilegal aproximadamente unas 5.000 dosis diarias de estupefacientes, que alcanzarían un valor de 2,7 millones de pesos.

Los privados de la libertad  y elementos incautados fueron trasladados hasta los calabozos de la Unidad de Reacción Inmediata URI, Seccional Santa Marta, donde quedaron a disposición de la Fiscalía, por los delitos mencionados.

También podría gustarte