Cuba podría ser la sede de diálogos entre el Gobierno y el Eln

266

Después de que el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, anunciara su retiro como garante y sede de las negociaciones que se realizan en Quito desde febrero del año pasado.

Fuentes cercanas a la mesa de diálogos explicaron como uno a uno de los países que se han ofrecido como sede de los diálogos han sido descartados porque esta negociación tiene un importante componente de participación de la sociedad, es decir, líderes y representantes de las comunidades van y vienen todo el tiempo, por eso Alemania y Noruega, pese a poder ser buenos anfitriones son países muy lejanos.

 

El Gobierno no aceptará por ningún motivo negociar en Venezuela por la grave crisis política que atraviesa esa nación, que ya ha sido abiertamente criticado por el presidente Juan Manuel Santos.

Brasil, con su cambio de Gobierno, no estaría en condiciones de propiciar un ambiente tranquilo ara la negociación, ya que la polarización entre izquierda y derecha está mucho más pronunciada que en Colombia.

Desde ayer, la opción de Chile se está decantando, ya que la política migratoria de ese país imposibilitaría la presencia de muchos líderes sociales en ese territorio.

Resulta que Chile impidió el ingreso en 2017 de 2.320 extranjeros porque habían sido condenados, estaban procesados por delitos comunes o eran prófugos por delitos no políticos, porque su ley migratoria así lo establece. Esto no sería problema para los negociadores del Eln, ya que con alguna solución diplomática se garantizaría su permanencia en ese país, pero haría que muchos líderes sociales que han sido alguna vez acusados de porte ilegal de armas, narcotráfico, homicidio, terrorismo, secuestro u otros delitos de alguna manera relacionados con el conflicto armado no puedan participar de la mesa de diálogos.

“Eso sería profundamente peligroso y dañino”, dijo una de las fuentes.

Así que la opción más viable sería Cuba, con cuyo país Colombia tiene una excelente relación. Ya fue la sede de los diálogos con las Farc, durante cinco años, y de acuerdo con el Gobierno, “facilitó las conversaciones de manera excepcional”.

Además, hay que tener en cuenta que Gustavo Bell, jefe de la delegación del Gobierno, fue el embajador colombiano en Cuba desde mayo de 2011 y hasta diciembre de 2017, lo que podría ser una ventaja.

Se espera que el Gobierno y el Eln anuncien en las próximas horas la decisión final sobre la nueva sede para los diálogos de paz.

“Yo espero que antes de este fin de semana conozcamos la nueva sede para poder reiniciar los diálogos cuanto antes, para que antes de la primera vuelta hayamos acordado un nuevo cese al fuego bilateral, cualitativamente superior al anterior que permita el avance hacia la participación de la sociedad civil”, dijo Bell.

Y en una entrevista otorgada por Pablo Beltrán, jefe de la delegación del Eln, al investigador Víctor de Currea Lugo, el comandante guerrilero señaló: “Ecuador ha sido un muy buen garante desde la etapa de los diálogos confidenciales, ha sido sede de cinco ciclos de la fase pública, ha hecho esfuerzos muy importantes, pero ahora le dice a la Mesa que no pueden seguir con su papel de garantes. Es una decisión de ellos y la respetamos. Otra cosa es que compartamos los motivos que públicamente han dicho. Pero nosotros respetamos porque ha sido un muy buen país garante, ha dado todo su apoyo y nosotros frente a eso solo tenemos reconocimiento”.

También podría gustarte