Ley de Tierras, para el próximo gobierno

311

A la Ley de Tierras se le agota el tiempo para su aprobación en el Congreso, expresaron varios senadores de la Comisión Quinta.

El senador Luis Evelis Andrade, del Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS), manifestó que el articulado se está consultando “con los pueblos indígenas. Esperamos que se pueda materializar y sobre todo, que una Ley de tierras salga para que se avance todo lo que tiene que ver con la implementación de los acuerdos de paz. Que se pueda concretar la formalización para quienes no se han formalizado, que pueda haber recursos también anticipados, que se pueda hacer una verdadera reforma agraria y que pueda haber recursos para quienes accedan a la tierra y la puedan trabajar, para contribuir al desarrollo de este país”.

Andrade señaló que “pero estoy viendo que va a ser muy difícil; no obstante, yo confío en que el Congreso en la próxima legislatura pueda concretar esa ley”.

Y añadió: “Para mí es difícil, yo lo veo difícil por la dinámica que tiene el Congreso. Pero si las directivas y todos trabajamos de manera juiciosa y lo vemos como una prioridad, podría sacarse. Lo que no sé es si por cuestión de procedimiento por los debates que faltan se alcance, pero el pueblo colombiano la espera y el Congreso debe estar a la altura para dar una respuesta lo más pronto posible en esa materia.”

Por su parte, el senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, sostuvo que “sobre eso el Gobierno no ha presentado nada, de eso han hablado mucho pero no han presentado proyecto. Mientras no haya proyecto es muy difícil hablar de las cosas, porque el diablo está es en los detalles. Pero yo no me hago ilusión que venga una Ley de Tierras muy democrática”.

Y anotó que “pienso que ahí va a haber un acuerdo de los mismos con las mismas para seguir concentrando la propiedad de la tierra, y concentrándola, ni siquiera para producir, sino para hacer negocios de especulación inmobiliaria, para conseguir tierras baratas o gratuitas y engordar como si fueran lotes urbanos”.

A su turno, el senador Ernesto Macías, del Centro Democrático, sostuvo que “el campo está atravesando la peor crisis de su historia, el gobierno miró para el otro lado todo el tiempo, de tal manera que hay una deuda enorme del Estado con el campo; de entrada el próximo gobierno debe asumir la reivindicación al sector agropecuario”.

Rodrigo Villalba, senador del Partido Liberal, consideró que le tocará al próximo gobierno impulsar el proyecto. “Es complicado. Es la parte final de un cuatrienio. La gente no es muy juiciosa en asistencia. Sin embargo, hay unos temas pendientes en el sector agropecuario. Está todo lo que tiene que ver con la ley de tierras, la reforma agraria, pero yo no soy optimista, creo que esto estará muy diferido al nuevo gobierno, ese cuatrienio que arranca el 20 de julio”.

Recalcó que “no veo que haya oxígeno para impulsarla, a eso les cogió el día. Primero por ese clima de polarización política que vive el país, le ha hecho mucho daño a todo. Creo que todo lo que falta queda para el próximo gobierno”.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Enrique Bedoya, dijo que hay una gran expectativa en el sector agropecuario por la suerte que pueda correr el proyecto de Ley de Tierras, porque sin él no hay seguridad jurídica para el campo colombiano.

 “Nosotros confiamos y esperamos que el Presidente y el ministro de Agricultura lleve al Congreso esta ley que está prácticamente acordada. El problema es que no ha pasado la consulta previa, pero si se lleva con mensaje de urgencia”, planteó Bedoya, “es posible que salga. Sería muy grave que este Gobierno que ha buscado la seguridad jurídica en el campo, no logre la aprobación de la Ley de Tierras”.

También podría gustarte