La erosión costera tiene en ‘jaque’ al Magdalena

La erosión costera, amenaza la movilidad de esta importante vía por la que diariamente se transportan más de 10 mil vehículos.

Hasta el momento se han dado soluciones a medias y el Gobierno Nacional poca atención le ha prestado a una situación que es de calamidad pública.

 

Las olas, efectos de las mareas y corrientes marinas del mar Caribe, mantienen en calamidad pública al departamento del Magdalena, si bien, la erosión costera es una amenaza ambiental latente en zonas urbanas y vías principales de la región, entre ellas el kilómetro 19 vía Ciénaga-Barranquilla; y la zona urbana del municipio de Ciénaga.

En el kilómetro19 vía Ciénaga-Barranquilla, la fuerza de la naturaleza irrumpe en la vía, afectando la movilidad de este corredor determinante para competitividad del Departamento. Un sistema de enrocado busca mitigar esta problemática, pero el sistema erosivo sigue haciendo estrago y las olas ya llegan a la berma de esta importante vía por donde se movilizan de manera diaria más de 10 mil vehículos, de los cuales un aproximado de 6 mil son de carga pesada.

Por consiguiente, para hacer frente a esta situación y lograr gestionar recursos que permitan construir obras a largo plazo que mitiguen el fenómeno erosivo, la Gobernación del Magdalena, mediante el Decreto 0176 declaró la situación de Calamidad Pública, para atender erosión costera, dado que esta medida permitirá invertir de manera inmediata importantes recursos para avanzar en la mitigación de esta problemática. 

Mediante la declaratoria las acciones de las entidades competentes para contribuir de atención, rehabilitación, reconstrucción y recuperación deberán someterse a la normatividad especial sobre el manejo de emergencia y se someterán a la dirección, coordinación y control por parte de la oficina de Gestión del Riesgo del Magdalena.

De tal forma, que para mitigar la erosión costera se enrocarán 153 metros que están desprotegidos, con una inversión de aproximadamente $2.700 millones, recursos destinados por el Gobierno Nacional a través de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo para intervenir la vía como medida a media plazo. De igual forma, en el mes de mayo la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) deberá elegir una alternativa de trazado sobre cuál es la mejor opción para poder avanzar en el proyecto de la doble calzada Ciénaga – Barranquilla.

Posteriormente, en el mes de junio el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras  (Invemar) revisará el modelo hidráulico para tomar decisiones definitivas”. Dichos estudios serán insumos fundamentales para que los entes territoriales y otras autoridades locales identifiquen soluciones y estrategias para abordar esta seria problemática que aqueja las costas y buscar recursos de financiación, además de posibles mecanismos de cooperación internacional.

Estas acciones de lograron luego de que la Gobernadora Rosa Cotes y parlamentarios del Magdalena se reunieran en la ciudad de Bogotá con los Ministros de Medio Ambiente, Transporte, funcionarios del Anla, la Alta Consejería, el Invemar, entre otras autoridades que mostraron su respaldo para hacer frente a la crisis ambiental que genera la erosión costera en el Departamento.

 

EL APORTE DE MINAMBIENTE

El Ministerio de Medio Ambiente, en cabeza de Luis Gilberto Murillo, referente a la erosión costera, determina que “se debe construir una vía adaptada al cambio climático que permita salvar la Ciénaga Grande de Santa Marta y a la vez proteger esa zona costera. Las acciones de adaptación al cambio climático se encuentran contempladas en el Plan Maestro de Erosión Costera, el cual busca garantizar el desarrollo de una estrategia intersectorial integral en la que se implemente un modelo de gobernanza y adaptación para enfrentar esta problemática a lo largo de las costas”.

 

LA EROSIÓN EN CIÉNAGA

De igual forma, en el municipio de Ciénaga, el fenómeno erosivo también mantiene en alerta su zona urbana; este amenaza con destrozar parte de la infraestructura vial y varias viviendas ubicadas en barrios como Abajo y Mar de Plata que ya han sido catalogados como zonas de alto riesgo por parte del alcalde municipal. Por lo cual con el objetivo de mitigar el impacto ambiental ocasionado por la erosión costera, en Ciénaga la autoridad municipal declaró la Calamidad Pública, ello en búsqueda de apropiar  recursos financieros  que permitan  la consolidación de los proyectos que están por ejecutarse y así ‘frenar’ esta problemática.

En primera instancia, la autoridad municipal continuará con los estudios técnicos planteados por parte de Promigas; de igual forma trabajarán de la mano con funcionarios del área de la infraestructura, del medio ambiente, además del apoyo de la Dirección General Marítima (Dimar) y de los ingenieros que  son parte de la comunidad para llevar a feliz término de la mejor manera a los procesos de atención a la erosión costera.

El municipio también inició la elaboración y aprobación de un Plan de Acción que respalda  la instalación de unas barricadas en el sector de la playa, previa verificación técnica. Posteriormente se desarrollarán proyectos de siembra de árboles en el sector afectado por la erosión. Y se realizará la solicitud a la Policía Nacional para que tenga presencia permanente en temas ambientales que permitan el control de las socavaciones realizan los algunas personas en Ciénaga en el municipio.

“Es apremiante la situación de Ciénaga en cuanto al fenómeno erosivo de las playas especialmente en los barrios Abajo y Mar de Plata, nos hemos reunido con delegados de la Vicepresidencia de la República, del Ministerio de Medio Ambiente, de Transporte, el Anla, la Gobernadora, la dirigencia política en el Congreso de la República, la empresa privada en el caso de Promigas y otras entidades que han estado interesadas en acompañarnos en estos procesos frente a la erosión”, comunicó Edgardo Pérez, alcalde de Ciénaga. 

Cabe recordar que para mitigar la erosión costera, desde el año 2017 se inició la construcción de un enrocado en el sector del malecón turístico, ello sumado a que la empresa Promigas instaló sacos de arena desde el barrio Costa Verde hasta el barrio Abajo, esto con el fin de proteger la tubería que conduce el gas natural hacia los otros departamentos del Caribe, pero dichas obras de mitigación se han deteriorado con el pasar del tiempo. 

 

INVEMAR CARACTERIZA RIESGO

Por su parte, el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), mediante un  proyecto pretende llevar a cabo la caracterización preliminar de las amenazas de origen marino-costero y la determinación de la amenaza, vulnerabilidad y riesgo por erosión costera para sectores críticos de la zona litoral de los Departamentos de La Guajira y Magdalena.

Para el desarrollo de este proyecto se lleva a cabo la búsqueda, adquisición y análisis de información secundaria, así como el levantamiento de información en campo mediante recorridos a lo largo de toda la línea de costa de los Departamentos, que permitan determinar el grado de amenaza, vulnerabilidad y riesgo mediante la generación de mapas, sistemas de información geográficos e interpretación de imágenes satelitales.

Estas acciones se realizan en el marco del Programa de Investigación, desarrollo e innovación para la protección de zonas costeras en los departamentos de La Guajira y Magdalena, se apunta como objetivo principal caracterizar la amenaza de fenómenos de origen marino-costero y analizar la vulnerabilidad y riesgo de erosión costera para sectores críticos en los departamentos de La Guajira y Magdalena.

Según lo establece el Invemar, algunos de los resultados esperados es la  consolidación de bases de datos con información asociada a amenazas marino-costeras, información primaria de campo, en tres sectores críticos durante dos épocas climáticas diferentes, además de la generación de mapas asociados a Sistemas de Información Geográfica. Con estos resultados el Instituto espera poder participar en eventos científicos nacionales e internacionales, así como la elaboración de artículos científicos  y la cooperación con otras instituciones asociadas al proyecto de erosión costera.

También podría gustarte