No aguantó las heridas a bala y murió

Tras debatirse entre la vida y la muerte por más de 5 días en la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica privada de esta capital, murió Luis Alfonso Cervantes Salcedo, quien resultó gravemente herido  a bala en un hecho de intolerancia ocurrido el pasado 5 de julio, en el sector 20 de julio, norte de esta capital.

Se conoció que tras lo ocurrido, al afectado fue trasladado a la Policlínica La Castellana y tras estabilizarlo lo remitieron a la clínica Mar Caribe, donde la tarde  de ayer los galenos en turno oficializaron su muerte, tras un paro cardiorrespiratorio que le sobrevino por la complejidad de la herida.

Como se informó oportunamente, el caso que se produjo alrededor de las 9:50 de la noche del domingo en la calle 4 con carrera 16 del sector en mención, inicialmente fue reportado por los residentes como unos disparos al aire que lograron impactar a los afectados. Sin embargo, la información oficial entregada por la Policía Metropolitana explicó que el hecho ocurrió cuando Cervantes Salcedo y Jonaidis Rafael Del Prado González se encontraban departiendo en la terraza de una vivienda con un sujeto identificado como Eisner Mendoza, con quien sostuvieron una fuerte discusión que cambió de color.  Este último se retiró del lugar y después de unos minutos regresó portando un arma de fuego y sin mediar palabra atentó contra la integridad de las personas.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Investigan riña que dejó tres heridos  a bala

El sujeto una vez cometió la acción se dio a la huida, mientras los afectados eran auxiliados por testigos del hecho. Se supo que Mier Vega, otro de los lesionados que se encontraba afuera de su casa, fue alcanzado por una ojiva que le causó una leve herida. Las víctimas fueron conducidas en varios vehículos a las clínicas de esta capital, donde recibieron atención médica oportuna, y según el reporte de los galenos en turno, dos de ellos no presentó heridas de gravedad.

Hasta la sala de urgencias de un centro médico fue llevado Cervantes Salcedo, con un disparo en el abdomen, donde fue remitido a una clínica de mayor complejidad donde le practicaron una cirugía y permaneció hasta la tarde de ayer, cuando los especialistas en la salud oficializaron su deceso.

Por su parte, el personal de criminalística de la Policía Judicial fue el encargado de adelantar la inspección técnica del cadáver y posteriormente su traslado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital, donde en las próximas horas será entregado a sus familiares.

También podría gustarte