HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Sepultado el Alcalde de Tenerife, Freddy Ramos

El féretro con el despojo mortal del alcalde Freddy Ramos Hernández, fue llevado directamente hasta el cementerio de Tenerife. 

A las 10 de la noche del martes  se llevaron a cabo las honras fúnebres del alcalde de Tenerife, Freddy Ramos quien falleció a causa del Covid-19. 

El cuerpo del mandatario llegó en medio de los más estrictos protocolos de bioseguridad, por parte de personal de la funeraria desde la ciudad de Barranquilla, el cual estuvo acompañado de una caravana que lo escoltó  hasta su última morada.

En medio de un fuerte aguacero los tenerifanos le dijeron adiós a su gobernante que perdió la batalla contra el Covid-19.

Antes de ser conducido hasta su lugar de sepultura, se realizó un corto acto religioso donde se e invitó a la reflexión y a la paz por el  municipio; el alcalde encargado, Alberto Vanegas Wilchez fue quien dijo el mensaje de despedida donde se resaltó  el trabajo, las ganas y el amor de Freddy Ramos  por su pueblo.

VEA TAMBIÉN: Decretan 10 días de duelo en Tenerife

El oficio religioso estuvo a cargo de los sacerdotes Erasmo Beleño y Orlando Barrios, este último párroco de la iglesia San Sebastián, de Tenerife.

Al momento de darle el adiós final, el alcalde encargado,  Alberto Vanegas Wilches, expresó que el municipio tiene un duelo de 10 días, durante los cuales se honrará su memoria, además,  las banderas serán izadas a media asta o con una cinta negra.

Asimismo, pidió a la comunidad ser veedora de que el fuero se cumpla y se logre mantener la administración basada en los lineamientos del fallecido gobernante.

El primero de diciembre, el mandatario había sido llevado con urgencia al hospital de  Plato, desde donde fue remitido en helicóptero  a la capital del Atlántico, debido a la necesidad de una atención en un centro asistencial de mayor complejidad.

Pese a que Freddy Ramos por momentos mostró mejoría; sufrió un paro cardiorrespiratorio que le causó la muerte.

El lamentable hecho deja dolor y consternación en todos por el don de gente que tenía el burgomaestre de 58 años, quien tenía varias semanas de estar luchando contra el mortal virus que finalmente le ganó la batalla en una clínica de Barranquilla.

‘El Ministro’ como era conocido por familiares y amigos cercanos, dejó un profundo dolor entre el pueblo tenerifano que todavía no asimila esta gran pérdida.

 

También podría gustarte